Acabo de leer este artículo escrito por el ex-presidente de la unión holandesa Reinder Bruisma, en el que con mucha elocuencia humana y poco disimulo, se burla descaradamente de la inspiración de Ellen White, haciendo unas afirmaciones mas que llamativas. Voy a citar una parte de su artículo, publicado el 7 de Diciembre 2018 en la revista Adventist Today: 

 

(…) Sin embargo, la expectativa de que al final de los tiempos una ley dominical universal será impuesta por el gobierno civil a insistencia del público y a petición de las iglesias “apóstatas”, parece ser cada vez más irrealista. Los adventistas deben preguntarse: ¿Prevé claramente la Biblia un tiempo en que las despiadadas leyes dominicales serán aplicadas? Deberíamos darnos cuenta que este escenario de la ley dominical se basa principalmente en la interpretación de las profecías del Apocalipsis de Elena G. de White en su libro El Gran Conflicto. Para algunos esto significa que, en contra de todas las apariencias presentes, las leyes dominicales están llegando, porque “ella lo dice”. Para otros, significa que Elena G. de White estaba equivocada y que por eso es descalificada como un faro profético para los creyentes adventistas. Para mí, significa que debemos revisar nuestro concepto de inspiración.

Elena G. de White escribió su libro La gran controversia a finales del siglo XIX, en el contexto de las circunstancias que prevalecían en los Estados Unidos. Su mundo estaba dividido entre católicos romanos y protestantes. Ella pertenecía a una pequeña secta adventista que no era bien vista. Vivía en una época en la que los políticos a nivel estatal y nacional hacían todo lo que podían para imponer la observancia del domingo. Ella experimentó cómo en algunos estados los Guardianes del Sábado fueron puestos en prisión! Sin embargo, su mundo ya no existe. Dejemos de malgastar energía en tratar de impulsar un escenario de ley dominical poco realista… 

Artículo completo aquí

Si te has quedado igual de estupefacto que yo, eres de los adventistas que lloran y gimen por lo que está pasando en nuestra querida iglesia. Lo grave del asunto es que este señor que se hace llamar Adventista del Séptimo Día, ha estado al frente de la Unión Holandesa, y en puestos de administración y educación. Entre otras preguntas lógicas, algunas podrían ser: Que podemos esperar de los pastores que salen de sus clases? Porqué a mi no me bautizaban como Adventista si no contestaba SI a todas las preguntas que me hacían, una de ellas siendo: Crees en el Espíritu de la Profecía manifestado a través de Ellen G White como fuente de verdad y autoridad? De eso solo hace 23 años. Y muchas otras preguntas incómodas podría hacer. 

En los últimos años está creciendo un encarnizado esfuerzo de mutilar la identidad del Adventismo del Séptimo Día, atontar a sus miembros predicando doctrinas falsas desde muchos púlpitos, enseñando herejías en muchas universidades adventistas, introduciendo música profana en muchas iglesias, alejando a la juventud de la verdad presente, incluso cuestionando la autoridad profética de EG White por parte de altos directivos. Todas estas son señales inequívocas de que Cristo está a las puertas. No quiero generalizar, porque hay aún hermanos que hacen bien su labor, pero somos minoría. Ciertamente es momento de estar despierto y velando, pero también de tocar trompeta y exponer a estos individuos y sus mentiras. Jamás habrá unidad en la iglesia denominacional con este panorama.

Esta es su descripción de autor:

Reinder Bruinsma vive en Holanda con su esposa Aafje. Ha servido a la Iglesia Adventista en varias tareas de publicación, educación y administración eclesiástica en tres continentes, su último puesto antes de retirarse fue presidente de la Unión Holandesa. Todavía mantiene un horario muy ocupado de predicar, enseñar y escribir. Sus últimos libros son Facing Doubt: Un libro para los creyentes adventistas “en los bordes” y Con Toda Humildad: Diciendo “No” a la Teología de la Última Generación.

Evidentemente no he leido ese ultimo libro,  pero me hago una idea de su línea de pensamiento postmodernista, “QOD-ista”, liberal, y ecumenista. Por desgracia demasiados líderes piensan así, sobre todo en paises occidentales. Es una verdadera lástima que como iglesia parezca que hemos perdido el rumbo, y pongamos como líderes a personas que no tienen la fe Adventista. Con profunda tristeza y esperanza de equivocarme, me doy cuenta de que con pasos agigantados esta denominación se está preparando para conformarse con este mundo, igual que los judíos de hace 2000 años. No digo esto para avergonzar la iglesia, ni tengo animo de golpearla, pero hay que estar ciego para no ver el rumbo que lleva, y la intención de estas líneas es de amonestar y despertar a quien quiera oir. Ciertamente, doctrinalmente es la iglesia de Dios, al igual que Israel era el pueblo de Dios en los tiempos de Elías. Pero que grande es la ceguera del Angel de Laodicea!

Voy a citar unas líneas del EW que ilustran lo que está por venir:

En el último gran conflicto de la controversia con Satanás, los que sean leales a Dios se verán privados de todo apoyo terrenal. Porque se niegan a violar su ley en obediencia a las potencias terrenales, se les prohibirá comprar o vender. Finalmente será decretado que se les dé muerte.{DTG 97.1}

El tiempo de angustia estaba sobre nosotros. Vi a gente en gran perplejidad, llorando y orando, rogando por el cumplimiento de las seguras promesas de Dios, mientras los malos nos rodeaban por todas partes, burlándose de nosotros y amenazando con destruirnos. Ridiculizaban nuestra debilidad, se mofaban de la pequeñez de nuestro número, y nos vilipendiaban con palabras calculadas para herir profundamente. Nos acusaban de tomar una posición independiente de todo el resto del mundo. Nos habían cortado nuestros recursos, de manera que no podíamos ni comprar ni vender, y se referían a nuestra desmedida pobreza y a nuestra condición desgraciada. No podían ver cómo podríamos vivir sin el mundo. Dependíamos del mundo, y debíamos ceder a las costumbres, prácticas y leyes del mundo, o de otra manera salir de él. Si éramos el único pueblo del mundo a quien el Señor favorecía, las apariencias eran terriblemente contrarias a nosotros. {3MS 489.2}

Las leyes humanas se volverán tan estrictas que los hombres y las mujeres no se atreverán a observar el séptimo día como día de reposo. Por temor a que les falten el alimento y el vestido, se unirán al mundo en la transgresión de la ley de Dios. {MSV 167.6}

No está lejos el tiempo cuando toda alma será probada. Se nos querrá imponer la marca de la bestia. Para aquellos que han ido cediendo paso a paso a las exigencias del mundo y se han acomodado a sus costumbres, no será cosa difícil ceder ante las autoridades dominantes, antes que someterse al escarnio, a los insultos, a la amenaza de encarcelamiento y a la muerte. La contienda es entre los mandamientos de Dios y los mandamientos de los hombres. En ese tiempo, el oro será separado de la escoria en la iglesia.{5TI 76.2}

Los discípulos no fueron dotados del valor y la fortaleza de los mártires hasta que necesitaron esta gracia. Entonces se cumplió la promesa del Salvador.{DTG 321.1}

Si alguien quiere dudar del don profético de Ellen White, pida sabiduría en oración sincera y ferviente, y no será dejado en tinieblas. No es momento para andar cabeceando, ya falta muy poco y Cristo nos llevará a casa!